TOCI TETEOINAN


El principio femenino creador de los elementos de la naturaleza.
Venimos a formar parte de este mundo solo por un rato, por un tiempo aquí. A llegar nos dan un rostro y un corazón.
Este acto de creación solo puede ser gestado en un vientre materno, el laboratorio donde se unen los opuestos complementarios.
Honrar el vientre del cual provenimos es honrar a la vida misma y a la dualidad creadora.
Mis felicitaciones a aquellos rostros y corazones que cuenta con aun vientre transmisor de los genes antiguos, porque con ellos nuestros ancestros viven en nuestra sangre.