Temazcal ceremonial Tozoztontli
“La pequeña velación”

Sábado 4 de mayo 17:00 Hrs
Pirámides de Teotihuacan

En esta ceremonia comienzan a realizarse las primeras ofrendas, los primeros ayunos y los primeros sacrificios del año para que Tlaloc, el licor de la tierra, la fuerza de las lluvias, tome fuerza y nos regale su don más preciado en forma de gotas de agua, para que el maíz que se siembre tenga con que alimentarse y crecer.

En tozoztontli nos reunimos a orar, a rezar, cantar y ofrecer porque ya están muy cercanos los días en que se prepara la tierra para la siembra, entonces si queremos una buena temporada de lluvias debemos hacer penitencia y en este acto trabajar con amor para merecer los frutos que nos da la tierra.

El trabajo que se realiza en la veintena Tozoztontli consiste en realizar una velación que inicia en el atardecer con la puesta del Sol y termina a la media noche, el objetivo es reconocer lo que Tlaloc “el néctar de la tierra”, “la lluvia” trae para nosotros y que gracias a ella las semillas plantadas en la tierra darán sus mejores frutos para nuestro sustento.

Velar es una actividad en la que realizamos introspección, oración y penitencia porque desde la filosofía de nuestros sabios abuelos nosotros, los macehuales debemos trabajar para obtener el merecimiento. En este caso debemos hacer ofrenda y penitencia para merecer los frutos de la tierra.

En este trabajo de temazcal ofreceremos nuestro sudor en el temazcal y nuestros cantos para que sea la Madre Tierra la que se alimente con lo que proviene de nuestra sangre y de nuestro aliento. Ofreceremos nuestros rezos reconociendo la labor que realizan las personas que trabajan en el campo de cultivo porque de su noble trabajo y de su fuerza cada uno de nosotros tenemos los alimentos que nos permiten la subsistencia.

En tiempos de nuestros ancestros en esta veintena eran integrados los niños a la actividad ritual y se les instruía para aprender a merecer las cosas que reciben. Igualmente en este temazcal nos reconoceremos como los infantes de la tierra con toda la capacidad de admiración que poseen los niños y restaurar en cada uno de nosotros una forma simple de ver la vida en la que nos entregamos por completo a la guía de nuestros padres, solo que en este caso nos abrimos a la guía de nuestros sabios abuelos que viven ocultos en nuestros genes y nos acompañan en espíritu.

Para esta ceremonia requerimos presentar ante Tlaloc nuestras flores y nuestros mejores deseos de permanecer en abundancia, por lo tanto elaboraremos un tlalmanalli “ofrenda” que pueda ser grata a la energía de la lluvia.

12 lugares disponibles
PREVIA RESERVACIÓN
llamando al 5536445224 con Tlahuilcoatl
Inversión por persona $380 pesos
Lugar: Centro Ceremonial Coipilli
Morelos Norte No. 150 San Martín de las Pirámides