Sacrificios humanos

Esto de los sacrificios humanos da mucho para pensar.

En el catolicismo se pronuncia: "Coman de mi carne y beban de mi sangre" y a través de este acto alcanzar la comunión con Jesús, el Cristo.

Si le preguntamos a los católicos ¿Entonces en la práctica religiosa se acostumbraba el canibalismo? Seguramente nos responderían: Bueeeeeno... lo que sucede es que la comunión es un acto simbólico!!! porque no precisamente se come carne humana sino pan y en lugar de sangre, vino que han sido sacralizados en un ritual llamado eucaristía.

En esta misma retórica en la Toltequidad se practicaban y se siguen practicando los sacrificios humanos como un acto simbólico, que igual que en otras prácticas antiguas está llena de símbolos y significados.

¿Sabías que los códices que muestran de manera explícita el sacrificio humano como un acto sanguinario y despiadado fueron reescritos en tiempo y presencia de los europeos?
¿Sabías que en los escritos dejados por los españoles ninguno afirma categóricamente haber presenciado un sacrificio humano? Sólo hay una excepción con Bernal Díaz del Castillo quien afirma haber visto uno con sus propios ojos en la llamada "noche triste", pero resulta ser que estaba en Tlacopan (Tacuba) a 7 Km de distancia y no existían los telescopios.

Ofrecer el corazón a Tonatiuh, nuestro Padre Sol era el acto considerado de mayor elevación en el antiguo Mexihco. La forma de representar al Sol para nuestros ancestros siempre fue con el dibujo de un águila, porque ella tiene un vuelo alto que se fusiona con el cielo y cruza la Cuauhxicalli o bóveda celeste. Los Yaocuauhtli o guerreros águila eran consideradas aquellas personas que lograron elevar su espíritu porque habían ofrecido su vida a la fuente de vida y se convertían en alimento para su pueblo. En otras palabras habían ofrecido su corazón al Sol y estaban al servicio de su pueblo, por lo tanto hicieron posible desprenderse de las pasiones mundanas.

Una práctica sagrada sin símbolos y rituales está en el vacío.
Mesoamérica gestó una de las civilizaciones más antiguas de la humanidad que incluso es mucho más antigua que las tradiciones cristianas, por lo tanto de nuevo mundo no tiene nada nuestro territorio.

Las representaciones escritas en códices y petroglifos fueron los mejores elementos que encontraron los europeos para justificarse la devastación, genocidio y saqueo que hicieron a Anahuac, y quedó tan profundamente marcado en el inconsciente colectivo de los mexicanos que ha provocado que muchos se avergüencen de sus orígenes como resultado de un acto de ignorancia.

Conozco muy pocos católicos dispuestos a profesar lo que en verdad enseñaba Jesús, pero también conozco muy pocos mexicas dispuestos a seguir los principios y lineamientos de Quetzalcoatl.

No cabe duda que Tezcatlipoca "el espejo humeante" es uno de los máximos arquetipos en los que debemos basar un auto examen de conciencia... y hasta el mismo Cristo decía: "No puedes ver la paja en el ojo ajeno porque te lo impide el tronco que tienes en el tuyo". A fin de cuentas son las mismas enseñanzas milenarias.

Que cada quien saque sus propias conclusiones.

Recibe un abrazo de tu hermano Tlahuilcoatl.