Las aves y su plumaje

En diversos pasajes de la tradición oral y en los Amoxtin o libros sagrados nuestros abuelos se preguntaban... ¿Cómo es que las aves desarrollaron su plumaje?
Encontraron respuesta en la esencia de Tezcatlipoca, el espejo humeante porque todo, absolutamente todo lo existente antes de ser creado tuvo lugar en la mente y la imaginación.
Las aves consideraron que era posible volar y trabajaron duro en fabricar cada pluma, la cual tenían que cargar en su espalda, era un gran trabajo.
Una vez que tenían alas y plumas sintieron miedo de lanzarse al vacío y aún más con el enorme peso que traían cargando.
Cuando finalmente se hicieron de valor se arrojaron a la nada y descubrieron que eso que tanto peso generaba en su espalda era lo que les daba la fortaleza y la capacidad de volar, mirando las cosas desde una perspectiva más amplia y ajena a lo terrenal.

¿Cuántas cosas hay por aprender de la naturaleza y su creación?
En definitiva nuestra principal deficiencia en la "modernidad" es la enorme carencia de sentido común, nuestra pobre capacidad de observación y sobre todo la pobreza artística que tiene nuestro entendimiento.