En la vida necesitas un propósito.


Cuando el Sol emerge de las entrañas de la tierra por la mañana sabe a donde se dirige. En su transcurso vuela alto como el águila lo hace en el cielo cruzando la bóveda celeste.
Cuando tienes un propósito tu energía personal llamada Tonal se enfoca y adquiere dirección, esto es sumamente importante para quien necesita trascender su paso por la tierra.
Carecer de un propósito te hace vulnerable debido a que alguien terminará definiéndolo por ti, por lo tanto terminarás invirtiendo tu vida en los proyectos de otro.
Es necesario entender que un guerrero define sus propósitos sin pensar en el futuro ya que lo único con lo que cuenta es su presente, por lo tanto trabaja de instante en instante en aquello que ha visualizado al frente del camino.
A pesar de todo lo importante no es llegar al cumplimiento del propósito sino darle sentido a cada paso.