El valor de las cosas


Si estuvieras en el desierto a punto de morir de sed y te dieras a escoger entre todo este oro y una jarra de agua te aseguro que eliges el vital líquido aunque seas la persona mas codiciosa del mundo.
En la tradición sabemos que los elementos de la naturaleza no tienen un valor material, solo sintiéndolos y reconociéndolos en nosotros es como les damos su justo valor.