Cihuatlampa

Al poniente acudimos buscando los dones que nos atribuye Xipe Totec, el guardián delCihuatlampa (Rumbo de las mujeres); rumbo rojo en donde Cihuateteo (la mujer anciana) recibe en sus brazos a las mujeres que mueren en el parto, aquellas que son capaces de dar amor por vida y su vida por amor.

Xipe Totec que es el desollado o también conocido señor de nuestro prepucio debido a que es la manifestación de la fertilidad y la transmutación, aquella que hace posible que se renueven y florezcan todas las cosas.

A través de él se regenera la vida a cada instante, por eso es que en cada ciclo los campos reverdecen.

El trabajo de este rumbo nos enseña a amar y ser amados, para regenerarnos y a hacer de nuestros actos las flores que llenan de vida y luminosidad este plano en que vivimos.