CAMINO


La vida es un constante andar en el que solo se avanza hacia adelante.
Para la vida no hay retorno y sólo existen un momento que es el presente.
Un Hombre o Mujer que ha logrado despertar se hace consciente de que cada paso, cada respiración y cada latido de su corazón lo acerca cada vez mas hacia su muerte, por tal motivo deja de preocuparse y se dedica a sembrar flores que es lo único por lo cual vale la pena vivir.
Quien ha despertado camina por el mismo sendero que transitaron sus ancestros, ya que ellos y ellas con su voluntad dejaron algo para nosotros.
Los ancestros en el camino nos dejaron sus experiencias para que no vayamos cargando el bulto de la amargura, el peso de las penas y las tristezas que se generan cuando no sabemos caminar.
Nuestros abuelos y nuestras abuelas sintetizaron toda su sabiduría en algo llamado CULTURA y solamente quienes se encuentran dormidos no podrán apreciar el hermoso paisaje que ellos vieron. Una persona dormida no apreciará los templos en los que honraron la vida.
Andar por el sendero de los ancestros y dejarse acompañar por el espíritu de ellos y ellas es integrarse a un estado de unidad donde reconocemos que formamos parte de una sustancia dual conformada por Padre Universo y Madre Tierra.
Haz que tu Sol Brille.
Recibe un abrazo de tu hermano Tlahuilcoatl.