Acerca de las cosas


Un guerrero no tiene nada que defender... ni una ideología, ni una religión y ni siquiera su palabra.
Lo que es sincero y viene del corazón nada lo puede cambiar, ni el más tirano entre los tiranos.
Decían los abuelos "lo que es tuyo y en verdad te pertenece nada ni nadie te lo puede arrebatar". Esta es la razón por la cual hay que atesorar el corazón y así nadie tendrá avaricia o necesidad de quitarte lo que sólo es tuyo.
Cuando las cosas en verdad te pertenecen o están destinadas para ti ni siquiera las tienes que buscar ya que la vida se encarga de hacértelo llegar.
En lo único que tienes que ocuparte es en hacer de tu vida un acto de dignidad para que seas un medio en el cual otros encuentren la inspiración de vivir.

Recibe un abrazo de tu hermano Tlahuilcoatl